Cirugía para la obesidad

La cirugía bariátrica está indicada principalmente para pacientes con Obesidad Mórbida u Obesidad Extrema y para pacientes con obesidad grado 2, con enfermedades asociadas en los cuales deben lograrse tres metas específicas:

  • Lograr un efectivo descenso de peso del paciente;

  • Mejorar o remitir enfermedades asociadas;

  • Posibilitar que el paciente pueda mantener en el tiempo el nuevo peso alcanzado

Médico ajustar el balance de balanza
ensalada

Para eso el programa de Cirugía Bariátrica de CO propone un abordaje interdisciplinario que incluye hábitos alimentarios, actividad física, más la intervención quirúrgica propiamente dicha.

Bajo esta modalidad, podemos obtener mejores resultados a corto, mediano y largo plazo, darles seguimiento y alcanzar un descenso de peso permanente.

Esto posibilita un beneficio integral del paciente, y en particular una mejoría en las comorbilidades asociadas a la obesidad.

La decisión de avanzar con una cirugía bariátrica, se recomienda cuando nos encontramos con una concurrencia de elementos, de los cuales destacamos:

  • Fracaso de los tratamientos dietéticos y médicos para lograr el control del peso;

  • Ausencia de causas endócrinas responsables del peso.

  • Comprensión de la técnica quirúrgica que se va a llevar a cabo, con sus posibles riesgos, además de compromiso de cumplimiento del seguimiento estricto.

  • Valoración positiva por parte del Equipo de Salud Mental.

  • Buena adaptación psicosocial.

  • Adecuadas expectativas reales.

Adicionalmente, podemos agregar que la cirugía laparoscópica brinda beneficios específicos en relación a la cirugía denominada “a cielo abierto”. Podemos citar los más relevantes:

  • Reducción del dolor post-operatorio.

  • Reducción de los riegos de infección de las heridas.

  • Reducción de las hernias de las heridas.

  • Recuperación precoz y rápido retorno a sus actividades.

Bypass Gástrico

Según la Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica y el Instituto Nacional de Salud, se trata de uno de los procedimientos de reducción de peso más frecuentemente realizados en Estados Unidos y Argentina. Recientemente, el mejor entendimiento clínico de los procedimientos que combinan los métodos restrictivos y de mala absorción ha aumentado las alternativas quirúrgicas eficaces de reducción de peso para miles de pacientes. Al añadir el método de la mal absorción, se retarda la mezcla del alimento con la bilis y los jugos pancreáticos, lo cual contribuye a que se absorban en menor cantidad los nutrientes. El resultado es una sensación de pronta saciedad, combinada con un sentido de satisfacción que disminuye las ansias de comer.

En este procedimiento, el grapado crea una pequeña bolsa (de 30 a 50 cc) en el estómago. El resto del estómago no se extrae, pero queda completamente cerrado con el grapado y separado de la bolsa gástrica. El orificio de salida de esta bolsa recientemente formada se evacúa directamente hacia la porción inferior del yeyuno, eludiendo así la absorción de calorías. Esto se hace dividiendo el intestino delgado después de pasar el duodeno, a fin de levantarlo y crear una unión con la bolsa gástrica recientemente formada. El otro extremo se une a la parte lateral de la ramificación de Roux del intestino, lo que crea una “Y” que le da su nombre a la técnica. La longitud de cualquiera de los dos segmentos del intestino se puede aumentar con el objeto de producir niveles inferiores o superiores de mal absorción.

 

Gastrectomía Vertical en Manga

Cuanto más obesa es una persona, más son los riesgos para hacer frente a la operación y es técnicamente más compleja. Antiguamente, si un paciente tenía un Indice de Masa Corporal mayor a 60 (IMC>60) o padecía de enfermedades asociadas severas, en muchos casos debía posponerse la intervención debido al elevado riesgo. Actualmente, puede indicarse esta cirugía como un paso previo a un bypass gástrico. También podría ser indicada en aquellos pacientes con índice de masa corporal menor a 60 pero que supere el rango de edad referencial (mayores de 65 años).

Para estos pacientes puede tener ventajas substanciales la indicación de la gastrectomía de la manga como primera parte de una operación en dos etapas, ya que pierden del 30% al 50% de su exceso de peso en los primeros 12 meses, para luego completar el by pass.

En algunos pocos casos y, dependiendo del grado de pérdida de peso, la segunda etapa puede evitarse. La gastrectomía de la manga reduce el tamaño del estómago cerca del 75%. Deja básicamente un tubo de estómago en vez de un saco, por lo que el paciente tendrá saciedad precoz. Se lo divide verticalmente a lo largo de la curva interior y la válvula pilórica en el fondo del estómago. Esta válvula que regula el vaciamiento del estómago al intestino delgado, permanece intacta, quedando inalterada la función del estómago.

Esta técnica se realiza por vía laparoscópica y, acompañada con una dieta y actividad física adecuada, lleva al paciente a un rango de peso más seguro para realizar el by pass ó puente que le permitirá completar el descenso esperado.

 

Banda gástrica ajustable

La Banda Gástrica ajustable (BGA) es un procedimiento restrictivo. En esta operación, se coloca un anillo de silicona rodeando la parte superior del estómago, próxima al esófago. Este anillo es ajustable (inflable) y está conectado al tejido graso (debajo de la piel), donde se coloca un dispositivo que permite inflar o desinflar el anillo gástrico. De esta forma, se crea una pequeña bolsita por encima del anillo que retarda el vaciado de la comida y genera una sensación de saciedad.

 

Proceso Post Quirúrgico

Las máximas pérdidas de peso se consiguen antes de los 18 meses con todas las intervenciones. Adicionalmente, las intervenciones permiten mejorar las co-morbilidades como la diabetes, el síndrome de apnea, la hipertensión y las anormalidades de colesterol y triglicéridos elevados. También mejora la función cardíaca y el tamaño de la pared de cardiaca.

Otros beneficio fundamental es posibilitar el cambio en los estilos de vida, al lograr mayor movilidad y resistencia física en general. Impacta en una mejora de la autoestima, el humor, las relaciones interpersonales, la capacidad de trabajar y de encontrar trabajo. El cambio que tiene el individuo de su imagen corporal le permite explorar actividades sociales, vocacionales y de relación personal.

Las operaciones restrictivas gástricas necesitan educación, motivación y cooperación del paciente para mantener una adecuada ingesta de proteínas, calorías, minerales y vitaminas.

 

A los 3 meses suele haber un moderado déficit de proteínas que desaparece al año, cuando ya se ha restablecido el peso definitivo. Todas las operaciones restrictivas obligan al paciente a masticar muy bien y muy lentamente si no quiere tener vómitos. En los primeros meses recibirán suplementos vitamínicos para que no desarrollen déficit de hierro, anemia, vitamina B12, calcio y vitaminas liposolubles. Por ello, es aconsejable hacer un seguimiento analítico continuo para poder reponer posibles déficits.

 

La meta es buscar una vida mejor, más saludable y prolongada.