Cirugía General

La cirugía general es la especialidad de la medicina que tiene competencia en el diagnóstico y tratamiento de las patologías que se resuelven mediante procedimientos quirúrgicos o potencialmente quirúrgicos.

Abarca las operaciones del aparato digestivo; incluyendo el tracto gastrointestinal y el sistema hepato-bilio-pancreático, el sistema endocrino; incluyendo las glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas incluidas en el aparato digestivo. Asimismo incluye la reparación de hernias y eventraciones de la pared abdominal.

cirugía_general.jpg

Abdomen agudo

El abdomen agudo es un cuadro clínico que se caracteriza por dolor intenso de aparición repentina, que empeora con el correr de las horas, y que en varias ocasiones necesitan resolución quirúrgica. Se debe a múltiples causas como inflamatorias (apendicitis, colecistitis, diverticulitis, etc.) Oclusivas, Perforativas, Traumático, Ginecológico, Médico, etc.

En cualquiera de los casos el paciente debe ser valorado de forma urgente por el médico, donde se realizarán la valoración y los estudios necesarios para el diagnóstico, y posterior tratamiento (médico o quirúrgico).

En ocasiones que no se tiene la certeza de un diagnóstico es útil utilizar la laparoscopía con fundamento tanto diagnóstico y como terapéutico.

 

Acalasia

Es un trastorno en el músculo final del esófago (esfínter esofágico inferior) que no permite una apertura normal durante la deglución (falta de relajación).

¿Cuáles son los síntomas de la Acalasia?

Se caracteriza por la dificultad para tragar, la regurgitación o vómito postprandial y el dolor en el pecho. La dificultad para tragar (disfagia) empeora con el tiempo tanto para sólidos como líquidos. El reflujo puede acompañarse de vómitos posteriores a la ingesta, y asociándose a dolor de pecho. Todo esto lleva a la pérdida de peso, por los trastornos para alimentarse.

Diagnóstico

Tránsito esofagogástrico con radiología, la Manometría Esofágica (mediciones de presión) y la endoscopia, son necesarias para el diagnóstico.

Tratamiento Médico y Endoscópico

La cirugía es el tratamiento de elección para la Acalasia. Algunos medicamentos reducen la presión esofágica inferior pero tienen una utilidad limitada. La toxina botulínica (Botox ®) puede paralizar los músculos que no son capaces de relajarse adecuadamente, pero el efecto es temporal y dura aproximadamente 6 meses. La dilatación neumática endoscópica es un globo para estirar y romper los músculos del esfínter esofágico. Cada dilatación conlleva un pequeño riesgo de perforación esofágica.

Tratamiento Quirúrgico

La miotomía de Heller ayuda al 90% de los pacientes con Acalasia. Se secciona (corta) el músculo de la unión Gastro Esofágica para permitir el paso de la comida. Posterior a ello se práctica la hemifunduplicatura de Dor (tapar la sección con estómago) para proteger la miotomía y prevenir el reflujo. Los pacientes suelen volver a casa después de uno o dos días en el hospital. Este procedimiento se realiza por vía laparoscópica, contando con los beneficios que conlleva este tipo de cirugía.

 

Enfermedad por Reflujo Gastro Esofágico

El Esfínter Esofágico Inferior es un anillo muscular en el extremo final del esófago que actúa como una válvula entre el esófago y el estómago. El reflujo se ocasiona cuando el Esfínter Esofágico Inferior no se cierre correctamente o se abre de forma espontánea permitiendo el pasaje de jugos digestivos hacia el esófago (tubo que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago).

Síntomas

El principal síntoma es el reflujo, tanto ácido como no ácido, que desencadena dolor en el medio del pecho y parte del abdomen, tos seca, asma, o problemas para deglutir.

Pruebas diagnósticas de enfermedad

  • Tránsito esofagogástrico por radiología.

  • Endoscopia, este estudio informa el grado de inflamación del esófago y si existe hernia hiatal asociada o defecto a nivel del esfínter esofágico inferior.

  • La pH metría mide la acidez del esófago, colocando un dispositivo en la esófago durante 24 horas, mientras usted realiza sus actividades normales.

Tratamiento Médico

Modificar los hábitos alimentarios y medicamentos que inhiben la secreción de ácido.

Tratamiento quirúrgico

Está indicada en los casos de fracaso contratamiento médico o en casos de reflujo severo. Siendo La funduplicatura de Nissen el procedimiento de elección, en este procedimiento se envuelve el Esfínter Esofágico Inferior (para fortalecerlo y prevenir el reflujo) con la parte superior del estómago, y en los casos necesarios reparar una hernia de hiato. Este mismo se realiza por laparoscopía, siendo una forma segura y efectiva en personas de todas las edades, disminuyendo estadía hospitalaria, menor dolor y recuperación rápida.

¿Cuáles son las complicaciones a largo plazo del reflujo?

El reflujo crónico causa complicaciones graves como sangrados, úlceras, estrechamiento de la luz del esófago. En otros casos se desarrolla la enfermedad de Barrett (cambio de las células del esófago), entidad previa al cáncer esofágico. También empeora o desencadena asma, tos crónica y fibrosis pulmonar.

 
 

Hernias: Inguinal, Epigástrica y Umbilical

Una hernia es un defecto de la pared abdominal por donde puede protruir (salir) un órgano o tejido intraabdominal. El sitio más común de desarrollo es el abdomen. Siendo la debilidad muscular y el esfuerzo físico los desencadenantes de la presencia de hernias. Otras desencadenantes son la obesidad, enfermedades pulmonares (tos) y el embarazo.

Tipos de Hernias más comunes:

  • Inguinal y Crural – Protrusión de los contenidos de la cavidad abdominal por el conducto inguinal. Es un tipo muy común de hernia, ya que representa el 75% de las hernias. Estos son cinco veces más comunes en los hombres que en las mujeres.

  • Epigástrica – Estas son hernias pequeñas, a menudo demasiado reducidas para ser detectadas. Se encuentran entre el ombligo y el esternón y abarcan un poco de grasa que sobresale de los músculos abdominales débiles.

  • Umbilical – El lugar de la hernia es en las inmediaciones del ombligo.

Síntomas:

Bultos indoloros que aumentar gradualmente con el tiempo. En las primeras etapas se pueden reducir, es decir, ser empujadas hacia adentro. Sin embargo, a menudo puede llegar a ser irreductible (no se puede colocar de nuevo en su posición original). El dolor varía dependiendo de la localización de la hernia, y del contenido que protuye por la misma. Este dolor puede ser ocasional (esfuerzos), o bien tornarse de forma permanente. En ocasiones las hernias suelen complicarse cuando el contenido se estrangula (se ahorca), cortando el suministro de sangre a la zona atrapada o herniada. El síntoma característico es el dolor intenso, y en los casos de obstrucción intestinal, náuseas y vómitos. Siendo una urgencia quirúrgica.

Tratamiento

El único tratamiento es la cirugía para reparar la pared abdominal afectada. Puede ser por laparoscopía o por cirugía abierta, dependiendo del tipo de hernia, la gravedad y la preferencia del paciente.

El procedimiento se destina a cerrar el orificio(anillo herniario) con sutura y también una malla protésica. La laparoscopia se ha convertido en una técnica beneficiosa para el tratamiento de la hernia, sobre todo en los casos en que las hernias se han repetido en el mismo sitio, cuando tienen mas de una localización o bien en los casos de preferencia estética. La principal ventaja es la recuperación rápida, reincorporación laboral, y el menor dolor del postoperatorio.

Litiasis Vesicular (Piedras en la Vesícula)

La vesícula biliar se aloja en el hígado, tiene forma de pera y es un órgano pequeño. Su función es almacenar bilis, la cual se vierte al intestino para disolver la grasa durante la digestión. La bilis es líquida, pero si la composición se modifica, puede formar cálculos biliares de tamaños variables.

Los cálculos biliares pueden causar síntomas desde una leve molestia hasta un dolor severo, localizado en el extremo superior derecho del abdomen, empeorando después de comer alimentos grasos. En los casos en que produce síntomas, se debe extirpar, requiriendo un procedimiento quirúrgico.

¿Qué factores contribuyen a la formación de cálculos biliares?

Factores familiares, medicamentos, sobrepeso-obesidad, la dieta y la pérdida de peso.

¿Qué es la Colecistectomía Laparoscópica?

Es un procedimiento quirúrgico destinado a extraer la vesícula biliar por cirugía de mínima invasión. Hoy es el tratamiento de elección. La misma se realiza a través de pequeños orificios en el abdomen, se insufla gas a través de los mismos y se coloca una cámara de video. Posteriormente se identificada y despega la vesícula del hígado, y luego se ocluye su conducto y su arteria con grapas de titanio. Posteriormente se extrae la vesícula por el ombligo con una bolsa de nylon.

¿Beneficios de la Colecistectomía Laparoscópica versus la Colecistectomía Abierta?

Dentro de los beneficios encontramos, menor dolor en el postoperatorio, menor daño muscular, menor estancia hospitalaria, menor tiempo de recuperación, rápida reincorporación laboral y mejores fines estéticos.

¿Cuáles son las complicaciones de la Colecistectomía?

Si bien es bajo el número de complicaciones, podemos incluir hemorragia, infección y lesiones de órganos vecinos.

¿Qué otros procedimientos pueden ser necesarios?

Instrumentación y extracción de cálculos en la vía biliar(Cálculos en los conductos biliares), ya sea por laparoscopía o endoscopía.

¿Hay efectos a largo plazo después de la extirpación de la vesícula?

El hígado seguirá produciendo bilis necesaria para llevar a cabo una digestión normal después de someterse a una cirugía.

 

Recuerde su compromiso con

un estilo de vida saludable