Cirugía para la diabetes

La cirugía para la diabetes, también llamada metabólica tiene como principal objetivo mejorar o remitir la diabetes tipo 2. Los procedimientos quirúrgicos que pueden emplearse pueden ser: Manga Gástrica, Bypass Gástrico, derivación biliopancreática.

El Bypass Gástrico para Diabetes Méllitus o Bypass Metabólico es una intervención muy eficaz, capaz de remitir o mejorar la diabetes de tal forma que puede evitar la necesidad de medicamentos orales o disminuir las dosis del tratamiento oral e insulina, así como mejora o cura a medio plazo, otros posibles trastornos metabólicos que con frecuencia la acompañan a la diabetes (hipertensión, colesterol y triglicéridos altos, ácido úrico alto).

Programa de autocontrol de la diabetes
Atención al Diabético intensivos para lo

¿Qué es remisión de la diabetes?

La mejoría en el control glucémico de pacientes con diabetes tipo 2 sometidos a Bypass Gástrico ocurre a los pocos días de la cirugía y está asociado a una sensibilidad a la insulina incrementada y a una función de células beta mejorada.

De acuerdo a un consenso de la Asociación Americana de Diabetes y al tratarse ésta de una enfermedad crónica, es más correcto hablar en términos de remisión que de cura.

Se define a la Remisión Parcial como una hiperglucemia sub diabética (Hemoglobina glucosilada menor 6.5%, glucosa plasmática en ayuno de 100-125 mg/dl) por al menos un año en ausencia de tratamiento farmacológico o intervencionista.

Se define Remisión Completa como el retorno a niveles normales de glucemia (Hemoglobina glucosilada en rangos normales menor a 5.7%, glucosa plasmática en ayuno menor a 100 mg/dl por al menos un año en ausencia de tratamiento farmacológico o intervencionista.

Se define Remisión Prolongada como una remisión completa por más de 5 años y operacionalmente puede considerarse una cura.

Beneficios de la operación

El “Bypass Gástrico para Diabetes Mellitus o Bypass Metabólico” es una intervención muy eficaz, capaz de remitir o mejorar la diabetes disminuyendo las necesidades de antidiabéticos orales e insulina. Además, frena la evolución de la diabetes. Esto es muy importante, ya que la diabetes va empeorando lentamente y de forma silenciosa (sin que el paciente lo note inicialmente), a lo largo de toda la vida.

A los pocos días de la intervención, disminuyen los niveles de glucosa en sangre y la resistencia a la insulina. Con ello disminuye de forma inmediata la necesidad de fármacos antidiabéticos (pastillas y/o insulina).

También mejora o cura a medio plazo, otros posibles trastornos metabólicos que con frecuencia la acompañan a la diabetes (hipertensión, colesterol y triglicéridos altos, ácido úrico alto).

 

¿Cuándo está indicado el Bypass Metabólico?

  • IMC  entre 30 y 35.

  • Diabetes Mellitus tipo II (del adulto) con menos de 10 años de evolución.

  • Necesidad creciente de antidiabéticos orales.

  • Necesidad creciente de insulina.

  • Mal control de la Diabetes a pesar de un tratamiento correcto: niveles altos de glucosa y hemoglobina glicosilada.

  • Evolución de la diabetes poco favorable (aparición de complicaciones).

 

¿Cómo se realiza el ByPass Metabólico?

Se realiza un pequeño Bypass del alimento, evitando que pase por el duodeno y primera porción de yeyuno (tramo de intestino que se encuentra en íntima relación con el páncreas, que es el órgano que regula la glucosa en la sangre).

Además, mediante un sistema muy seguro, se crea un pequeño estómago, que se conecta al Intestino Delgado, separando los alimentos y los jugos gástricos durante 75 cm.

La operación la realizamos mediante cirugía laparoscópica, sin tener que abrir el abdomen, con mínimas molestias, con mínimas cicatrices, dura unas 2 horas aproximadamente y la estancia media en el hospital es de 2 días. La recuperación es rápida. Nuestros pacientes se levantan y caminan el mismo día de la intervención.

Utilizamos la mejor tecnología para las intervenciones, con los más avanzados sistemas de sutura y hemostasia, importados de EEUU.

 

¿Cómo funciona la operación de ByPass Metabólico?

El bypass gástrico mejora el control de la Diabetes tipo 2 en pacientes obesos aun antes de presentar pérdida peso. Parecen existir dos mecanismos principales que mejoran el control glicémico en el paciente obeso: 1) Un incremento en la sensibilidad hepática a la insulina inducido al menos en parte por una restricción energética y 2) Una mejoría en la función de las células beta asociada a una exagerada secreción postprandial de péptido similar a glucagon 1 (GLP-1) debido a la presencia de nutrientes en el intestino delgado terminal de manera temprana. Posteriormente, ocurre una mejoría a la sensibilidad periférica a la insulina secundaria a la pérdida de peso.

Parece que su eficacia se debe a que los alimentos dejan de pasar por el tramo de intestino que rodea el páncreas, mejorando la regulación endocrina.

Además, el estómago más pequeño evita las grandes ingestas, y la separación de los jugos gástrico, biliares y pancreáticos con los alimentos, durante 75 cm, produce una malabsorción moderada de azúcares o grasas.

Todo en conjunto, consigue una importante mejoría o incluso curación de la Diabetes y del síndrome metabólico asociado (colesterol, triglicéridos, hipertensión).

 

Esta cirugía es tan sólo una herramienta.

Su éxito depende de los cambios  en la dieta,

el ejercicio y el estilo de vida.